Son muchos los memes que circulan por las redes especulando sobre cuánto peso habremos ganado cuando acabe la cuarentena. Unos son más agoreros que otros, pero todos pronostican ganancia. Eso sí, con mucho humor. El confinamiento nos plantea un panorama a priori, poco saludable: menos actividad física, más estrés e irregularidad en el sueño y más momentos para picoteo poco sano en nuestra dieta.

Búsqueda de soluciones

Si echamos un vistazo rápido en internet y en las redes sociales, parece que llevar una dieta saludable sólo se consigue con mucha fuerza de voluntad y muchas restricciones: “Si no comes, no engordas” parece ser el mensaje más repetido. Encontramos también una gran variedad de dietas milagro. Un mundo fascinante de imaginación y márketin. ¿Quién no ha oído hablar de la dieta de la piña? o ¿de la dieta Atkins? Todas parecen estupendas a priori y aseguran resultados en poco tiempo. El problema de estas dietas, son las consecuencias para la salud que no aparecen junto a la guapísima y escultural modelo que las anuncia. Problemas cardiovasculares, hepáticos, estreñimiento, diarrea, efecto rebote…La lista es larga y no sólo afecta a nuestro estado físico. También generan problemas como frustración y depresión cuando no alcanzamos el objetivo deseado.

Recomendaciones fiables

Ejemplo de dieta saludableEs normal buscar soluciones milagro cuando estamos desesperados, pero si el precio a pagar por perder peso en poco tiempo es tan alto, es mejor pensárselo dos veces. Evitar toda la publicidad e información poco fiable que nos llega, principalmente a través de los medios digitales, no es tarea fácil, sobre todo ahora que igual los estamos utilizando más de lo debido. Pero es bueno hacer un ejercicio de coherencia y guiarnos siempre por una herramienta que pocas veces falla: el sentido común. Si lo que leemos no tiene mucha lógica, si está lleno de promesas que parece poco probable que se puedan cumplir y además no tiene ninguna referencia a artículos científicos o a guías oficiales, es mejor no hacerle caso. Por muy bonito que suene.

Desde Kenko, nuestro equipo de dietistas-nutricionistas ha seleccionado una serie de trucos y consejos  fáciles de llevar a cabo que te pueden venir bien durante la cuarentena. También te recomendamos, si dispones de tiempo, que leas esta guía con recomendaciones sencillas y factibles y avalada por evidencia científica.

Reflexión final

Como ves, son muchos los factores que dificultan seguir una dieta saludable a pesar de que pongamos empeño en conseguirlo. A la excesiva cantidad de publicidad y las dietas milagro, hay que añadir otros como la gran oferta de productos poco sanos y su bajo precio, la falta de tiempo y habilidades en la cocina, tus gustos y preferencias…y un largo etcétera.

Para empezar por algún sitio, dado que en las circunstancias actuales hay muchas cosas que no podemos cambiar, te recomendamos que, en vez de angustiarte por comer bien, te centres en evitar comer mal. Parece obvio, pero la perspectiva es diferente y te puede ayudar a dar el primer paso de manera sencilla. Te dejamos aquí un vídeo del dietista-nutricionista Julio Basulto donde lo explica fenomenal.  Con recomendaciones extra para cuando podamos salir de casa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *